Armando Nerio Hanoi Guedez Rodríguez: La productividad agrícola y pesquera podría sufrir un fuerte cambio a fin de siglo

Por medio de un modelo descrito por investigadores en Science Advances, diversos analistas aseguran que la sin reducción en las emisiones el calentamiento global es una amenaza creciente que afecta directamente a la agricultura y la pesca marina a nivel mundial. Además, es una fuerte intimidación que aumentará a lo largo del presente siglo.

Los expertos destacan que las reducciones en ambos trabajos sustentables serán significativas. Por ello, se esfuerzan cada vez más para demostrar lo que sucederá con dichas fuentes de trabajo y alimentación cuando son analizadas al mismo tiempo.

Armando Nerio Hanoi Guedez Rodríguez: La productividad agrícola y pesquera podría sufrir un fuerte cambio a fin de siglo

Además, añaden que otros estudios realizaron el mismo análisis del impacto del cambio climático en ambas fuentes, pero hasta ahora, ninguno de ellos profundiza en lo que sucederá con la disponibilidad de alimentos cuando los dos se vean afectados al mismo tiempo.

Para dar con este dato de suma importancia, los investigadores construyeron un modelo que tuvo en cuenta dónde se cultivan o capturan los alimentos y los posibles impactos en producción debido a un clima cambiante. Con ello se obtendrá una mejor perspectiva sobre cómo sería el futuro de la agricultura y la pesca marina hasta el final de este siglo, si las emisiones de gases de efecto invernadero permanecen sin cambios.

Por otro lado, agregaron información que describía la sensibilidad de las diferentes áreas al cambio climático: las áreas en los trópicos, por ejemplo, pueden no ser capaces de adaptarse a temperaturas más cálidas, mientras que lugares como Canadá y Rusia podrían ver una mayor producción de alimentos.

Armando Nerio Hanoi Guedez Rodríguez: La productividad agrícola y pesquera podría sufrir un fuerte cambio a fin de siglo

Asimismo, los expertos informan que el modelo mostró que el peor de los escenarios resulta ser bastante grave: el 90% de la población mundial vivirá en un área donde la producción de la agricultura y la pesca habrá disminuido a fines de este siglo. En conclusión, se mostró una reducción del 25% en la productividad global promedio en el sector agrícola. Mientras que para las pesquerías, el resultado arrojó disminuciones de hasta el 60%.

Como último dato, los investigadores destacaron la importancia de mitigar el calentamiento global, pues los países pobres se verán extremadamente afectados por los estragos del fenómeno.

Armando Nerio Guedez Rodríguez

Armando Nerio Guedez Rodríguez