Armando Guedez Rodríguez: Especies únicas de plantas pueden sufrir estragos del cambio climático

Al menos el 40% de las especies de plantas terrestres globales se conocen como únicas o raras, las mismas son las que mayor peligro corren con los estragos del cambio climático, que cada vez está más acelerado. Esa fue una de las conclusiones de una nueva investigación que dirigió la Universidad de Arizona, en un estudio que se publicó en un número especial de la revista » Science Advances«.

El autor principal, Brian Enquist, profesor de ecología y biología evolutiva de la Universidad de Arizona, explicó que en cuanto a la biodiversidad global se logró «una buena aproximación del número total de especies de plantas terrestres, pero no teníamos una idea real de cuántas hay realmente».

Armando Guedez Rodríguez: Especies únicas de plantas pueden sufrir estragos del cambio climático

Para adquirir ese conocimiento, 35 investigadores de instituciones de todo el mundo unieron esfuerzos durante diez años para recopilar 20 millones de registros de observación de las plantas terrestres del mundo. De allí, obtuvieron el mayor conjunto de datos sobre biodiversidad botánica jamás creado. 

La información que aportó la investigación puede ayudar a reducir la pérdida de biodiversidad global, al tomar las acciones de conservación estratégicas que incluyan la consideración de los efectos del cambio climático., al menos ese es el plan inmediato de los analistas.

El estudio permitió el descubrimiento de 435.000 especies únicas de plantas terrestres en el planeta. «Así que es un número importante, pero también es solo contabilidad. Lo que realmente queríamos entender es la naturaleza de esa diversidad y lo que sucederá con esta diversidad en el futuro», explicó Enquist.

Armando Guedez Rodríguez: Especies únicas de plantas pueden sufrir estragos del cambio climático

El autor reveló, además, que el 36,5% de todas las especies de plantas terrestres son «extremadamente raras», lo que significa que solo se han observado y registrado menos de cinco veces. Estas suelen agruparse en un puñado de puntos críticos como los Andes del Norte en América del Sur, Costa Rica, Sudáfrica, Madagascar y el sudeste asiático

De acuerdo con el estudio, en las zonas antes mencionadas, «hay una actividad humana cada vez mayor, como la agricultura, las ciudades y los pueblos, el uso de la tierra y la limpieza». Por ello, si no se toman medidas pronto, «habrá una reducción significativa en la diversidad, principalmente en especies raras, porque su bajo número los hace más propensos a la extinción».

Artículos Relacionados

Armando Nerio Guedez Rodríguez

Armando Nerio Guedez Rodríguez