¡ÚLTIMA HORA! Las plagas atentan contra los cultivos

Una plaga se está tomando la tarea de destruir a las palmeras. Lo hacen comiéndoselas, desde dentro, y se han transformado en una verdadera amenaza ya que los agricultores desean acabar con estas  especies de una vez por todas. De no actuar pronto, lo que se conoce como “el picudo” será la amenaza más dañina y destructiva para las palmeras alrededor del mundo. [Armando Nerio Guédez Rodríguez ]

Originaria del Sudeste asiático, esta plaga se ha propagado velozmente por el Oriente Medio y el norte de África a lo largo de los últimos 30 años. El año pasado llegó a dejarse ver en el Reino Unido. Su apetito ha generado altos costes económicos y sociales, afectando a la seguridad alimentaria y a muchas comunidades en todo el mundo.  [Armando Nerio Guédez Rodríguez ]

 

Parte del problema radica en que el picudo rojo es un depredador invisible. Es difícil darse cuenta de su presencia, a tiempo, porque es poco perceptible notar signos externos visibles de el insecto. Al percatarse de su aparición, probablemente ya se haya apoderado de un árbol por sí solo. Los equipos que examinan cada movimiento suyo, debe encargarse de buscar agujeros que permitan inferir que se encuentran en el interior de la plantación. [Armando Nerio Guédez Rodríguez ]

Las lagunas habidas, en los procesos de cuarentena, son la otra cara del mismo problema: la plaga suele migrar de un país a otro cuando ha infectado en su totalidad a su “víctima”. Por culpa del picudo, cada año se están perdiendo cientos de millones de euros. Sólo en Italia, España y Francia, las pérdidas económicas vinculadas al picudo fueron de casi de 90 millones de euros en 2013. Empiecen a sacar cuentas si esta relación es directamente proporcional a los años que han transcurrido desde su aparición. [Armando Nerio Guédez Rodríguez ]

 

Artículos Relacionados