Armando Nerio Guedez Rodríguez: Tomates para principiantes

El tomate es un fruto muy variado y fácil de cultivar en los hogares de todo el mundo.

Conoce por Armando Nerio Guedez Rodríguez la mejor forma de cultivar tomates.

Hoy en día la mayoría de las personas se proponen seriamente tener cultivos en sus casas; los motivos pueden ser muy distintos: ya sea porque les parece una moda, quieren una vida más ecológica o ven en ello un gran ahorro económico. Sin importa la razón, porque todas son buenas, lo importante es que aprendan y sepan cómo llevarlo a cabo exitosamente.

Armando Nerio Guedez Rodríguez: 	Tomates para principiantes

Cuando se está empezando en la agricultura es importante escoger qué se va a plantar y si es factible en el terreno que dispongas.

Son muchos los motivos por los cuales los tomates son ideales, fáciles y muy adaptables a todo tipo de climas. Además de que verás resultados en poco tiempo, podrás aprender mucho a la hora de plantar otros frutos.

Entonces, ¿te animas a plantar tomates? Para empezar sólo necesitas algunos pocos que todavía se encuentren sanos; cualquiera de los que tengas en tu cocina funcionarán. Claro que también puedes adquirir algunas semillas en el supermercado de tu preferencia.

Armando Nerio Guedez Rodríguez: 	Tomates para principiantes

Como existen más de mil variedades de plantas de tomates, como el cherry y los beefsteak, es normal que te confundas al comienzo; pero ya verás que los consejos que te daremos a continuación funcionarán con cualquier tipo que escojas:

  1. Plántulas: estas son un tipo de semillas que tiende a germinar en un promedio de seis a ocho semanas. Recuerda escoger un terreno expuesto a la luz solar y hacer los hoyos de unos 2 centímetros.
  2. El suelo: esto es un paso muy importante, debe ser un espacio fértil y abierto; debe estar constantemente húmedo.
  3. PH: si quieres ser un poco más exacto en el cuidado de tus plantas, debes tener en cuenta que 6.0 a 6.8 es un suelo muy ácido para los tomates. Si este es tu caso, te sugiero que coloques abono orgánico o algún producto químico rico en nitrógeno, fósforo y potasio.

Después de cumplir con estos pasos debes tener en cuenta que es un trabajo muy lento y hay que llenarse de paciencia, porque algunas semillas llevan mucho tiempo antes de secarse.

Por Armando Nerio Guedez Rodríguez.

Artículos Relacionados