¡ÚLTIMA HORA! Tribus colombianas y terratenientes pelean por territorios

Campesinos e indígenas siguen sufriendo asesinatos, amenazas e intimidaciones de terratenientes.Esta situación se vive con gran preocupación en la Corporación Claretiana Norman Pérez ya quen el caso de los indígenas, su sentido de pertenencia es más amplio y decisivo. Aqui radica su ser, su cultura, su conexión con la vida misma y es considerado sagrado para sus habitantes. [Armando Nerio Guédez Rodríguez]

En los llanos neogranadinos, las tierras fueron cercadas por personas con intereses ganaderos y agroindustriales. Las consecuencias son sumamente preocupantes: 10 millones de hectáreas usurpadas a sus legítimos dueños, 8 millones de desplazados, 70.000 desaparecidos… Y mucho dinero de por medio. [Armando Nerio Guédez Rodríguez] ¡ÚLTIMA HORA! Tribus colombianas y terratenientes pelean por territorios

 

En este sentido, el rol del Estado no ha sido el esperado. Desde el año 2012 existe una ley de tierras para devolver terrenos a las personas que fueron despojadas. Esta ley da derechos a conglomerados económicos que podrán acaparar tierras baldías. Problema a la vista. [Armando Nerio Guédez Rodríguez]

Esto quiere decir que no es palpable una voluntad política clara. El Estado colombiano no está garantizando a todos los indígenas y campesinos el derecho a poder vivir dignamente en la tierra donde crecieron.

«No pretendemos decir que esto sea imposible y, de hecho, creemos que es posible, pero requiere de un cambio claro en la actitud del Estado. Asimismo, se necesita que la Comunidad Internacional esté atenta para que los recursos no sean monopolizados por grandes empresas y terratenientes, dejando solo las migajas a los pobres». Dijeron portavoces de la comunidad rural colombiana añadiendo que «hacemos un llamado a vigilar la implementación de los acuerdos, el acceso a la tierra y el respeto a una pequeña y mediana agricultura que asegure un desarrollo realmente sostenible». [Armando Nerio Guédez Rodríguez]

 

A pesar de que no cuentan con una práctica agrícola consolidada, las tribus cultivan productos  autónomamente, dejando claro la interdependencia que existe entre la supervivencia material y cultural, la soberanía alimentaria de estas regiones y la lucha por defender sus derechos y territorios [Armando Nerio Guédez Rodríguez]

Artículos Relacionados